Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 abril 2011

Me gusta bastante la adaptación de la serie V que por Canarias podemos ver gracias ala RTVC.Hayescenas y planteamientos geniales, muy evocadores, como cuando Anna hace de abeja reina y transmite “paz” a los suyos gracias a algo así como la telepatía. Es tremendo cuando se introduce en el agua para conectarse con los suyos, como parte de una conciencia o matriz mental colectiva. Por cierto, Morena Baccarin está impecable en ese papel, o al menos a mi me lo parece. 

 

Otro concepto interesante que han introducido en este remake es el de cómo, al llevar piel humana sobre su cuerpo reptiliano, terminan sintiendo emociones humanas, algo con lo que tienen que luchar. O la incapacidad que tienen, al menos de momento, para comprender el concepto humano de “alma”. Su visión materialista y racional, de gran avance tecnológico, lleva a Anna a ordenar la construcción de un dispositivo para “extraer” el alma humana, un proceso que entienden debe hacerse absorbiendo lo físico y mental, quitando capas hasta encontrar ese “algo”. Y me consta que críticas tiene muchas, pero francamente, disfruto cada capítulo.

Baccarin, de rubia y sin hacer de Anna

Read Full Post »

El experimento, con el que se intenta desentrañar el funcionamiento neuronal de la llamada red interna o intrínseca del cerebro, se está llevando a cabo en Estados Unidos por parte del neurofisiólogo Zoran Josipovic, de la Universidad de Nueva York, contando para ello con un grupo de monjes tibetanos que son capaces de entrar en meditación dentro del ruidoso tubo de Resonancia Magnética Funcional. La idea inicial es conocer algo más esa “red por defecto”, que suele activarse cuando desactivamos la red externa o de atención exterior –que nos permite concentrarnos con mayor facilidad en una tarea concreta—y a través de dicha desconexión nos imbuimos en nuestro pensamiento interior. Por lo general ambas redes se alternan, activándose o desactivándose según lo que hagamos. En segundo término, esa investigación puede tener importantes repercusión en el conocimiento y tratamiento de afecciones como el autismo o el Alzheimer, patología ésta última en la que precisamente parece estar más afectada esta red cerebral. Lo interesante de los monjes es que en sus meditaciones consiguen mantener activas, de forma simultánea, ambas redes. 

Imagen de la BBC que capta un instante de la investigación

La divulgación de esta investigación ha coincidido con el desarrollo de una muy similar en Tenerife, Islas Canarias, en este caso promovida por el físico Sergio Elías Hernández y un grupo de voluntarios practicantes de Sahaja Yoga. En el archivo de Canarias Mágica se podrá encontrar información adicional, así como en la emisión que dedicamos esta investigación en nuestro programa televisivo.

Read Full Post »

La organización Sirius UFO Space Sciencies Research Center ha puesto en marcha esta misma semana dentro del Forum Istanbul Shopping Mall, un museo itinerante dedicado al fenómeno OVNI, un amplio y nada acomplejado recorrido por la historia de la ufología. Desde las referencias sacadas de los textos sagrados en las que se intuye la presencia de paleoastronautas, a la moderna casuística que forma parte de los archivos en proceso de desclasificación en países como Canadá o Inglaterra, sin olvidar clásicos del fenómeno como el Caso Roswell. Fotos, filmaciones, informes, maquetas…el museo según dicen los organizadores encabezados por Haktan Akdogan es una invitación a que los turcos sepan que no están solos en el mundo, aunque más bien habría que pensar en contarles que pueden estar acompañados en el Universo. Los promotores esperan que la muestra instalada inicialmente en Estambul, logre acumular en sus visitas por todo el país a un millón de visitantes.

Un aspecto de algunas de las maquetas, junto al promotor (de negro)

Read Full Post »

Y lo hace porque nunca había visto algo similar. La constelación está a 3,8 millones de años luz de la Tierra, no precisamente a la vuelta de la esquina, centra todas las miradas de la comunidad astronómica internacional. Por espacio de más de una semana siguen emanando pulsos de alta energía de lo que se presuponía inicialmente que era el colapso, la la  muerte, de una estrella masiva. Se trata de las explosiones más duraderas, brillantes y variables de cuantas han podido ser vistas hasta la fecha. ¿Señal del fin del mundo, del 2012 y otras historias del momento? No lo creo, pero es sugerente. Al menos a mi me lo parece por un motivo añadido. Hace unos años un astrónomo vinculado al IAC me contó una historia interesante sobre esta constelación. Decía Mark que en registros astronómicos chinos se había plasmado la explosión de una nova más o menos al comienzo de nuestra era, de forma que quizá, y solo quizá, la famosa Estrella de Belén podía ser esa nova. Proponía entonces que focalizando nuestros telescopios hacia la zona en cuestión, se podía lograr fotografíar a la citada “estrella”, invisible desde hace mucho para el ojo humano pero con una radiación detectabble. ¿Fotografíar la Estrella de Belén? Anda que no es interesante el asunto…ahora, este festival cósmico, misterioso para los científicos, me ha recordado el asunto. ¿Otra Estrella de Belén?

Foto de la superexplosión

Read Full Post »

TRAS EL ÉXITO COSECHADO CON “LA CENA SECRETA”, JAVIER SIERRA ESTÁ DESDE MEDIADOS DEL MES DE FEBRERO COPANDO LOS PRIMEROS PUESTOS DE LAS LISTAS DE VENTA EN ESPAÑA CON SU NUEVA NOVELA, “EL ÁNGEL PERDIDO”. ESTA SEMANA VISITÓ TENERIFE PARA PRESENTAR UNA OBRA EDITADA POR PLANETA EN LA QUE INDAGA CON SU CAUTIVADOR ESTILO, EN ENIGMAS COMO LAS EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE, LAS VÍAS DE COMUNICACIÓN CON LA DIVINIDAD Y SUGERENTES MITOS COMO EL DEL DILUVIO UNIVERSAL.

Como era de esperar la sala de actos del Ámbito Cultural del Corte Inglés en Santa Cruz de Tenerife estaba hasta la bandera. Un público expectante, respetuoso, y bastante ingenioso como quedó de manifiesto en el coloquio, siguió con atención a Javier Sierra y supo agradecer que el afamado periodista y escritor no les hablase de la novela, sino que por el contrario optase por compartir con ellos las notas de sus diarios de viaje, así como momentos y sensaciones que atesora en la esfera personal. Ese encuentro con los lectores se convirtió en algo cercano, personal e intransferible, que está más allá de las crónicas y apuntes que se puedan hacer sobre la novela. Mientras su equipo editorial planificaba la gira que le llevaría con El Ángel Perdido por toda España, Latinoamérica y a partir de octubre, Estados Unidos, Sierra ponía una primera condición: Ágreda, Teruel y Canarias eran destinos a los que tenía que llegar con su novela. Ágreda, localidad de la que es hijo adoptivo y escenario de su primera novela La Dama Azul; Teruel, la isla de tierra en la que nació; y Canarias, un territorio del misterio en el que siempre ha tenido una segunda casa y familia. El Ángel Perdido es una novela diferente a lo escrito con anterioridad por Sierra, pero que se nutre al igual que las anteriores de su profundo conocimiento del misterio, las anomalías y las fronteras de la ciencia. Sus “novelas de investigación” son auténticos ensayos, mimetizados con cautivadoras tramas que le permiten explorar escenarios, situaciones y posibilidades que suelen resultar bastante plausibles. En esta novela, donde los ángeles y la comunicación con las divinidades son un punto de referencia permanente, junto a textos tan sugerentes como El Libro de Enoc, la Epopeya de Gilgamesh o el propio Génesis, y en donde desfilan por sus páginas personajes como el mago John Dee o el político y atlantólogo Ignatius Donnelly, el mito del Diluvio Universal, Noé y el Arca encallada en el Monte Ararat no pasan en absoluto desapercibidos. Y en él nos detendremos por un instante.

HISTORIA DE UN DILUVIO

Para aquellos que postulan que la tradición cristiana se nutrió principalmente con elementos pertenecientes a otras culturas, el mito del Diluvio Universal y la saga de Noé constituye el mejor de los argumentos. Y es que no existe otra narración en la Biblia que se encuentre tan ampliamente difundida en los mitos de otras religiones como la de la gran inundación, un catastrófico acontecimiento provocado en la mayoría de las versiones por las potencias divinas, del que apenas lograron sobrevivir unos pocos elegidos. Y si bien la ciencia nos puede brindar hoy en día argumentos más que suficientes para certificar la veracidad de grandes cataclismos en la antigüedad cuyo recuerdo pudiera haberse transmitido a través de estos mitos, no deja de ser harina de otro costal el intentar demostrar que personajes como Noé, o instrumentos como su gran embarcación, existiesen realmente. Javier Sierra viajó en su búsqueda para documentar “El Ángel Perdido”.

El Diluvio es uno de los mitos universales por excelencia, un pasaje de la historia de la humanidad casi arquetípico que se ha registrado con sus pertinentes variantes hasta en reducidas comunidades, con más de 250 versiones del mismo relato. El arqueólogo bíblico Hans Einsle resume el problema en la siguiente pregunta “¿quedó antiguamente cubierta la tierra por un solo y enorme diluvio, del que cada pueblo informó según sus propias observaciones, o hubo más bien varias catástrofes provocadas por grandes inundaciones, una de las cuales se convirtió en el objeto del informe?”, respondiéndose a medida que analiza el problema “el autor del informe bíblico sólo veía su propio país, su círculo vital. De mismo modo que un escritor anterior al descubrimiento de América, no podía escribir sobre el Nuevo Mundo, el escritor bíblico tampoco pudo decir nada sobre países situados mucho más allá de su propio horizonte espiritual”.

El relato bíblico narrado en el Génesis nos cuenta la historia de un Noé bastante longevo, con nada menos que 600 años, que recibe el encargo de Yavhé de construir una embarcación con tres plantas, de trescientos codos de largo, por cincuenta codos de ancho y otros treinta de alto. Lo cierto es que este episodio bíblico tiene una redacción muy extraña, con repeticiones de párrafos en los que cambian algunos datos, como si se tratara de dos versiones superpuestas que el redactor no unificó en una sola, sino que simplemente las intercaló. Como es de suponer, y el pasaje bíblico lo explica, el exterminio fue absoluto y las aguas cubrieron la tierra por espacio de ciento cincuenta días, menguando poco a poco por designio de Yavhé hasta que el arca con todos sus tripulantes varó sobre los montes de Ararat.

EL DILUVIO DE UTNAPISHTIM

La inmensa mayoría de los historiadores aceptan que el relato bíblico de Noé es una versión o copia casi literal del diluvio narrado en la Epopeya de Gilgamesh, un importante héroe de la cultura sumeria que se tiene por fundador de ciudad mesopotámica de Uruk, la actual Al Warka. Sin embargo esto no fue siempre así, ya que la existencia de esta primera versión de los hechos diluvianos no fue conocida hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XIX. Fue el descubrimiento y desciframiento de las más de 30.000 tablillas de arcilla, con caracteres cuineiformes desenterradas en las excavaciones de la ciudad de Nínive, Babilonia y Nippur las que pusieron al descubierto el plagio cristiano. Datadas en su mayor parte en unos 3.000-3.500 años de antigüedad, se estima que la información que contienen se haya a medio camino entre el II y el III milenio antes de Cristo, es decir, que muy bien podrían referirse a historias transmitidas por tradición oral con 5.000 años de antigüedad. Una docena de éstas tablillas narran la historia del mítico Gilgamesh, un heroico personaje que se ve envuelto en una trama que le lleva en busca del secreto de la eterna juventud. Los pasajes que aquí nos interesan son los relativos a una gran inundación en la que el protagonista no es nuestro héroe, sino otro personaje que responde al nombre de Utnapishtim El viejo sabio le cuenta a Gilgamesh como los dioses le salvaron a él y a su familia de sucumbir ante un terrible diluvio que arrojaron sobre los hombres, un castigo en toda regla que Utnapishtim y los suyos pudieron evitar gracias a que los dioses le advirtieron de lo que iba a suceder, dándole además las indicaciones apropiadas para que construyera un arca de madera, cuyas proporciones son calcadas a las de Noe. El desenlace es igualmente similar, tal y como Javier Sierra describe en su novela.

CAUSAS PROBABLES

Descartando la interpretación del castigo divino, ¿cuáles pueden haber sido las causas reales que dieron lugar al mito del diluvio?. En los textos se habla de inundaciones, asociadas a fuertes lluvias, pero parece bastante improbable que un fenómeno atmosférico por muy fuerte que pueda ser termine dando lugar a la tradición de un diluvio que acaba con toda la humanidad. Por ello tal vez debamos plantear que el agua que cubrió la tierra no procediera precisamente del cielo, sino de los mares o incluso de los casquetes polares. Ambas posibilidades son compatibles, ya que para la mayor parte de la comunidad científica el mito del diluvio universal pudo haber surgido como el recuerdo de la época en la que terminó la última era glaciar, hace entre ocho o diez mil años Quizá sean unas fechas muy antiguas para relacionarlas con el diluvio, pero nada impide que la tradición se mantuviera durante miles de años o que incluso se dieran inundaciones posteriores. La hipótesis nos habla aquí de un cambio climático. La cuestión es sí esa subida del nivel de las aguas que se describe cmo bastante brusca, recordada como un hecho que se dio en muy poco tiempo y que por ello acabó con todo rastro de vida, a excepción de aquella que pudo ser preservada gracias al aviso divino, puede tener otro origen más contundente. En los últimos años son numerosos los científicos –astrónomos, geólogos, historiadores, antropólogos, etc.- que plantean la posibilidad de que las grandes extinciones y saltos evolutivos de la vida se deban al efecto de los impactos de meteoritos o cometas sobre nuestro planeta. ¿Pudo haber sido uno de estos impactos cósmicos el desencadenante de una catástrofe como la descrita en estos mitos? Quien sabe. No obstante llama la atención, y Sierra lo recoge en su novela, que precisamente en el Ararat exista una extraña formación, la “Anomalía del Ararat”, que tiene forma de barco. Ya es capricho. Y allí viajó nuestro escritor para documentar su novela. Y aquí lo dejamos nosotros para no desvelar nada de su trama.

 José Gregorio González

(publicado de forma parcial en La Prensa, Periódico EL DIA, sábado 2 de abril de 2011)

Read Full Post »