Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 junio 2011

Otra anécdota para la colección, otro cuento que les cuento y que tal vez es un síntoma de vejez¡¡¡ Fue hacia 1997 ó 1998, al poco del exitoso estreno de Independence Day en los cines de medio mundo. Hoy es para ruborizarse, pero entonces…menuda película, espectaculares efectos especiales…en fin, el caso es que contacta conmigo un personaje bastante peculiar, con una historia alucinante, de esas que contadas a la persona equivocada te llevan directamente a la consulta de algún psiquiatra. Yo siempre me las tomo muy en serio, las escucho con atención y las analizo hasta donde mis conocimientos me lo permiten…cuando viene de gente que las cuenta con seriedad y que además, parece francamente afectadas por ellas, es lo menos que puedo hacer. Me ahorraré detalles, pero en esencia este buen hombre contaba que había descubierto que uno de los tres alienígenas que se había accidentado en Roswell en 1947, habitaba en su interior. De alguna manera estaba “atrapado” y quería regresar a su planeta. A través de sueños y otros canales nuestro interlocutor iba acumulando datos, hasta que asistiendo al estreno de Independence Day, una escena muy concreta, abrió el canal de todos los recuerdos y la información acumulada.

Reunió dinero, pidió un préstamo bancario y viajó hasta Roswell, para visitar el lugar de los hechos, el museo….en fin, tuvo suerte y salió bien parado de allí, e incluso el no saber inglés no fue un impedimento. Reconozco que aluciné cuando me enseñó facturas, recibos del banco, tarjetas de embarque….en fin, las pruebas de que había estado allí. Acudió a mí en busca de respuestas, de ayuda, quería que mediara con Javier Sierra, quien por entonces había publicado un libro sobre Roswell. Arreglé un encuentro y se vieron en Madrid. Aquí le hicimos varias hipnosis, algunos amigos psicólogos lo evaluaron como un tipo normal…Una historia peculiar, rara, ¿verdad? Y él, un buen tipo, sano, confuso con lo que le ocurría, y con una situación personal difícil. Le perdí la pista y él a mí. Pero el mundo es un pañuelo…

El lunes nos vimos en el Starmus¡ Yo había pasado la tarde escuchando las charlas con….Javier Sierra¡, y a dos sillas de distancia y en línea con nosotros, resulta que estaba nuestro protagonista. Mientras tomábamos café me dijo que todo sigue, que la cosa es ahora más compleja, que estuvo en la Casa Blanca y que estaba allí, en el Starmus, para decirle a Neil Armstrong que le engañaron, que nunca fue a la Luna¡¡¡ Quedé en llamarle para que me cuente.

Anuncios

Read Full Post »

Creían los antiguo que los solsticios eran puertas que comunicaban el mundo de los dioses con el mundo de los hombres, y que en concreto el de verano, permitía que los seres humanos comunicaran a las divinidades sus deseos con bastantes probabilidades de conseguir que los hiciesen realidad. Es cierto que los tiempos han cambiado, y mucho, y que hoy prácticamente no creemos en nada, al menos que sea importante o que no necesite ser conectado a la corriente eléctrica.

A nosotros nos gusta celebrar el solsticio de verano, e invocar a miles de años de tradición que han ido focalizando en ese momento el legítimo deseo de cambiar a mejor el rumbo de sus vidas. Esta tendencia hoy en día ha adquirido un barniz newagerista, y el mismo planteamiento con cierto aire científico gracias a los hallazgos de la física cuántica (tal vez asociados o interpretados de forma inapropiada?) subyace en la filosofía del movimientos y libros como “El Secreto”, basados en la Ley de la Atracción.
En fin, la cosa es tan sencilla como hacer una pequeña hoguera o fuego, quemar en ella simbólicamente aquellas cosas de las que deseamos librarnos en nuestra vida, escritas en papel o simbolizadas en una vieja prenda, y tras eso, formular nuestros nuevos deseos frente al mar. Es muy sencillo, tan sólo hay que ponerle intención y por un instante creer que es posible. ¿Acaso nade ha sentido que en su vida la presencia de la “magia”?

Read Full Post »

Esto del eclipse me trajo ayer algún recuerdo…quizá porque andaba energéticamente ¿ébrio?…es posible. A lo mejor se abrieron puertas por las que afloraron momentos, bueno, eso es lo de menos y lo de más la anécdota que tiene su punto de diversión. La reservaba para unas memorias, pero seguramente no las escriba, a nadie le interesen (ni a mi mismo) o ni lo uno ni lo otro. Al grano. La cosa arrancó hace casi diez años, al tiempo que mi primera crisis cervical, pero el cuento de hoy unos años después, cuando ya era vox populi (alguien estaría dispuesta a darme una colleja por ese latinajo¡¡¡) que una serie de televisión habría cruzado la indefinible frontera de la inspiración al plagio con uno de mis libros. Me ahorro los mezquinos detalles -ya, ya…lo mejor- y me situo en la conversación de un buen amigo y un tiburón, el tipo que no tuvo ni un pelo de tonto a la hora de tomarme el pelo a mi. Mi amigo le dice, más o menos literal ya que yo no estaba allí “hombre, se pasaron, le copiaron a José Gregorio, todo la gente vinculada a ese mundo periodístico lo sabe….”….”De eso nada”, -replicó el tiburón. “Eso es cultura popular, es de todos…¿quién se creé José Gregorio?, ¿Iker Casillas?” En fin, sobran las palabras, el ilustrado se equivocó de Iker…de haber sido yo Iker Casillas los goles me los tendría que haber metido la Carbonero. ¿Y a cuanta de qué les cuento yo esto?…ahhhh, sí, del eclipse de este miércoles….

Read Full Post »

La semana pasada nos reencontramos con la investigación de campo. Tras un periodo de obligado descanso, abordamos en compañía de otros integrantes de nuestro equipo de trabajo y de algunos colaboradores externos un caso de fenomenología presuntamente paranormal en el sur de Tenerife. Lo habíamos ido aplazando, albergando también la esperanza de que fuese una “falsa alarma”, que la cosa se quedase en nada. Pero la llamada de preocupación volvió a producirse y ya no pudimos posponer más la visita. El escenario es sencillo, una pareja con dos niñas, de 10 y 3 años, arrastra desde hace 13 años y en diferentes domicilios, inquietantes fenómenos que han terminado por turbar la convivencia. La pareja parece acostumbrada, sólo ella afirma tener temor a que llegue la noche, y con ella, los fenómenos. El caso es complejo, único. La presencia de menores lo hace más delicado, pero las niñas parecen y demuestran estar bien, felices, alegres…aunque preocupantemente al tanto de lo que sucede. Con certeza, han escuchado hablar de lo que sucede y al cabo de un rato certificamos ese punto y descubrimos que, además, la mayor se ha visto implicada en algunos de esos acontecimientos potencialmente extraños. La conversación es larga y tiende a la dispersión. Experiencias e impresiones múltiples que han sido vertebradas por la pareja dentro de la estructura de su particular odisea paranormal…mientras hablamos preveo situaciones que después se confirman. También están presentes los habituales actores de reparto: la amiga, el familiar, la vecina, la vidente, el brujo…Me tranquilizó contemplando una vez más que las pequeñas están bien.

 

La pareja parece sana, y dentro de todo, también serena, pero la hemorragia de ideas inconexas a las que han terminado por darles una coherencia interna es psicológicamente interesante, aunque humanamente desquiciante. Como es habitual, lo paranormal no se manifiesta en nuestra presencia y mis prejuicios me llevan a pesar que lo hará cuando nos vayamos. El caso es un enredo absoluto e invita a reflexionar sobre lo enrevesada que a veces es la vida, o al menos, algunos momentos de nuestro itinerario vital. Con todo, no es ni de lejos la historia más rara o extravagante de cuantas he podido conocer en el último año. La más rara la viví tiempo atrás, un caso duro, que requería con mano izquierda intentar anclar en la realidad a quien se creía testigo y protagonista de la historia más grande jamás contada. Hoy, de ese momento, pongo en valor un significado adicional: en ese instante coexistían varias formas de vivir, sentir e interpretar el mundo. Múltiples niveles de realidad. Ahora volvería cada día a aquella cafetería y volvería a escuchar a aquella mujer que, en la pantalla tintineando de su blackberry creía tener las pruebas de lo que contaba. Volvería a dejarme observar y a dejarme acompañar.

 

Read Full Post »

Se puede escuchar o descargar directamente desde aquí las intervenciones del periodista Juan Scaliter sobre los poderes de los superhéroes vistos desde la ciencia y la tecnología; el repaso a las últimas novedades del mundo del misterio, y una breve y anecdótica aproximación a la influencia que los ovnis y la ufología han tenido en determinadas figuras del mundo de la música http://www.rtvc.es/television/diferido.aspx?id=7801&fichero=7801_CRONICAS_SB_030611_.mp3

Read Full Post »